Excursión por Castellar del Vallès: Castell de Clasquerí y Castellar Vell

  • Punto de inicio: calle de Sant Jaume, Castellar del Vallès (Barcelona). Cómo llegar (Google Maps)
  • Distancia: 5,8 km.
  • Tiempo: 3 h 30′.
  • Ruta circular.
  • Wikiloc.
  • Dificultad: fácil.

En Castellar del Vallès, localidad del Vallès Occidental, hay una excursión por las afueras del municipio y que pasa por el Castell de Clasquerí y por la zona de barbacoas Castellar Vell. Esta excursión es circular y se puede hacer con niños. En la web del Ayuntamiento está la ruta pero nosotros la realizamos al revés.

La ruta sale por uno de los extremos del parque plaça de la Miranda. Podéis aparcar en la calle de Les Llagostes o Emili Carles-Tolrà. En la calle de Sant Jaume veréis que hay un sendero que baja hacia el polígono industrial Molí de Can Barba, con el macizo de La Mola a lo lejos y el Castell de Clasquerí. Bajando por el camio, la chimenea de Can Barba quedará a vuestra derecha.

Fábrica textil Tolrà

En pocos minutos se llega al camí de Can Barba donde están las antiguas fábricas textiles de la empresa Viuda de Josep Tolrà, S.A. Es un gran conjunto de fábricas que más adelante veremos mucho mejor. Esta empresa fue la más importante de Castellar del Vallès, que se instaló aquí aprovechando el caudal del rio Ripoll. Nació en 1856 y cerró la última fábrica en 1994.

camí de Can Barba

Continuamos por el camí de Can Barba hasta que llegamos a la carretera C-1415A. En este punto giramos a la izquierda y seguimos por el lateral de la carretera hasta el puente que cruza el río Ripoll. Hay un caminito rodeado de huertos y que llega hasta el pont vell, El río Ripoll pasa por debajo y aunque no es nada caudaloso, en este punto si que hay bastante agua.

La excursión continúa entre huertos y descubrimos a un pobre cerdito enjaulado, con un cartel totalmente incomprensible.

Desde este punto se ve la chimenea por donde hemos pasado, así como las fábricas textiles y muchos más huertos al lado del río Ripoll.

Huertos y fábricas Tolrà

En una curva de la ruta hay un pequeño camino que es posible que os lo paséis de largo, porque no hay ni una sola indicación. Nosotros ni lo vimos y estuvimos un rato caminando entre huertos y chabolas, hasta que nos encontramos un señor que nos indicó que ese camino no tenía salida. Pillamos al señor despellejando un conejo. Menos mal que mi hijo no lo vio porque sino le entran los siete males…

Dimos media vuelta y subimos por el caminito. Este es el trozo con más desnivel de toda la excursión. Se llega a otra zona de huertos y campos de cultivo donde se puede observar todo el conjunto de fábricas de la textil Tolrà.

fábricas Tolrà

Como hemos ganado altura, podemos ver la cima del Puig de la Creu, el Castell de Clasquerí, Sabadell y mucho más lejos, Collserola.

El camino pasa por delante de un depósito de aguas y campos de olivos, hasta que llega otra vez a la carretera C-1415A. Tan solo continuar por el camino de la izquierda y que va paralelo a la carretera, justo al lado de la masía de Can Riera. En el lateral de la carretera hay enormes plataneros. En pocos minutos la ruta se adentra en un bosque que llega hasta el Castillo de Clasquerí.

Castell de Clasquerí

El Castell de Clasquerí, o Castillo de Castellar, es de titularidad privada y no se puede visitar pero he leído que a veces organizan eventos y también lo ofrecen para realizar rodajes.

Exterior del Castell de Clasquerí

El conjunto del castillo está formado por la masoveria (que vive gente), un acueducto, una capilla y el propio castillo.

Acueducto del Castell de Clasquerí
El acueducto servía para llevar el agua de la masía al castillo.

Quedan muy pocos elementos de su origen medieval ya que sufrió muchas reformas a finales del s s. XIX y principios del XX. El entorno es precioso, con unos enormes árboles delante de la masía. Estuvimos un rato disfrutando del lugar mientras hacíamos un aperitivo al sol de primavera :).

Exterior del Castell de Clasquerí

El camino continúa cruzando el acueducto y encontramos los primeros postes indicadores de rutas. Nosotros cogemos el camino hacia el Torrent de la Penitenta.

poste amarillo en un arbol indicando el Torrent de la Penitenta

El camino pasa por una riera rodeada de altas paredes y que seguramente se debe inundar cuando llueve.

Tras un largo rato caminando llegamos a una pista de tierra. Pasamos por delante de la fuente de Sant Antoni. Continuamos por la pista hasta la zona de barbacoas de Castellar Vell.

Área de recreo de Castellar Vell

Aquí está la antigua iglesia parroquial de Castellar. Hay seis barbacoas que se pueden utilizar gratuitamente, pero no hay sillas, ni mesas ni parrillas. El parking queda algo lejos pero si vais desde Semana Santa hasta septiembre, hay un vigilante los fines de semana que permite el acceso a los coches para descargar. En este PDF tenéis la normativa y en este otro el calendario (en agosto están cerradas).

exterior de la antigua iglesia parroquial de Castellar

Desde aquí se puede ver el núcleo urbano de Castellar, con la iglesia de Sant Esteve de estilo barroco. Y más lejos, el macizo del Montseny.

iglesia de Sant Esteve desde Castellar Vell

El camino continúa hacia una zona sombreada ideal para hacer un picnic en el suelo. Se pasa por una barraca de piedra y por algunas cabañas de troncos. Y en algún punto del camino, volvemos a tener vistas del Castell de Clasquerí. Aquí hay un tramo repleto de raíces en el suelo. ¡Tened cuidado!

Tras cruzar el río Ripoll por unos tablones a modo de puente, se llega a una carretera sin asfaltar llamada Ronda de Ponent. Para llegar a Castellar del Vallès debemos subir por este atajo, con un poco de dificultad para mis padres :).

Por el camino está la masía de la familia del poeta Pera Quart, llamada Ca n’Oliver. Ya solo queda seguir por la carretera hasta llegar al parque Plaça Miranda, un parque bastante dejado y sucio. Por el camino hay buenas vistas del Castell de Clasquerí, de Castellar Vell y de La Mola.

Vistas del Castell de Clasquerí y Castellar Vell desde Castellar del Vallès

Otras actividades y sitios para visitar el Vallès Occidental

Deja un comentario