Recinte Modernista Sant Pau con niños

El Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona fue construido por el arquitecto modernista Lluís Domènech i Montaner, el mismo que construyó el Palau de la Música. Este hospital estuvo operativo de 1916 hasta 2009. Muchísimos barceloneses pasaron por sus habitaciones y salas de operaciones, quizás sin darse cuenta de lo original que era este hospital y de la joya modernista que tenemos en Barcelona. Desde hace años que se puede visitar, ya no como hospital sino como edifico histórico. Ahora se llama Recinte Modernista Sant Pau.

reciente modernista sant pau

Visita guiada al Recinte Modernista de Sant Pau

Para poder conocer mejor la historia del Recinto Modernista de Sant Pau es muy recomendable realizar la visita guiada. Es cierto que para niños puede ser algo aburrida. Mi hijo de 10 años estuvo atento al principio pero luego ya desconectó. Pero para adultos y adolescentes la visita guiada está genial, nos gustó y aprendimos muchos datos interesantes sobre su construcción y vida en el hospital.

recinte modernista de sant pau

La visita empieza en el subsuelo, en la sala Hipòstila donde en los últimos años estaban las urgencias. Hay una red de túneles subterráneos que eran utilizados para pasar enfermos o abastecer el hospital. Se proyectan figuras de enfermeras, doctores y camillas, como si de verdad estuvieran pasando por ahí. Esta parte a mi hijo le encantó!

Pasadizos del Hospital de Sant Pau
Pasadizos del Hospital de Sant Pau.

Este edificio fue un auténtica revolución, ya que no se parecía a ningún otro. Es un gran espacio abierto con diferentes edificios aislados que se comunican entre si por esta red de pasadizos subterráneos. Toda la zona está ajardinada y entra mucha luz a todos los pabellones. De hecho el arquitecto no lo construyó así por azar. Su orientación es la mejor para que aprovechar las corrientes y ventilar las estancias del hospital.

Entrada los pasadizos subterráneos y sala de operaciones de sant pau
Entrada a los pasadizos subterráneos y sala de operaciones.

La visita continúa por el primer pabellón que recibió enfermos, el pabellón de Sant Salvador. Ahora sirve de sala de exposiciones sobre la historia del hospital y de su arquitecto. Hay un espectacular dragón que recoge la información de la obra de Lluís Domènech i Montaner. Salimos al exterior y se visita la sala de operaciones, donde hay una preciosa habitación redonda con grandes ventanales por donde pasa muchísima luz. Cuesta creer que desde hace pocos años aun se estaba operando ahí… Cuantas personas habrán perdido aquí su vida o los médicos se la habrán salvado…

Sala de operaciones del recinte modernista Sant Pau.
Sala de operaciones del recinte modernista Sant Pau.

Una de las salas que más me impactaron fue el pabellón de Sant Rafael, donde estaban los enfermos. Recrean como estaba la sala en 1920, con la calefacción en el centro, un pequeño altar y una sala para recibir visitas o para aquello enfermos que se podían levantar de la cama.

Sala de día para recibir enfermos en el hospital de Sant Pau.
Sala de día para recibir enfermos en el hospital de Sant Pau.

Este modelo de sala se quedó obsoleta al cabo de los años y nos explicaron que como ya no podían absorber más enfermos, hicieron dos plantas en algunos de los pabellones. Se empezó a construir un nuevo hospital más moderno y en el 2009 fue el último año que el hospital funcionó como tal. A finales de 2009 se empezaron los trabajos de rehabilitación, para convertir el hospital en un gran espacio expositivo.

Gracias al dinero del banquero Pau Gil se pudo construir este hospital. Por eso sus iniciales están en muchos lugares del edificio. Pau Gil era catalán pero vivía en París y en su testamento dejó escrito que su dinero sería destinado para la construcción de un hospital en Barcelona.

recinte modernista de sant pau
En el torreón se ve una P de Pau. Este es el Pabellón de la Mercé.

El último edificio que se visita es el pabellón de la administración, con gran cantidad de ornamentos. Los techos son realmente bellos, así como las paredes y las ventanas con vidrieras. Es absolutamente precioso!!!

Desde el edificio de la administración tenemos las mejores vistas del resto de pabellones.

recinte modernista sant pau
El Hospital de Sant Pau está declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

Y además hay unas magníficas vidrieras por donde ver la Sagrada Familia. La visita guiada finaliza aquí pero puedes volver a ver todos los espacios las veces que quieras.

Visita el Recinte Modernista de Sant Pau con niños

Lo más recomendable si vais con niños es hacer una actividad que consiste en una especie de juego de pistas. Con ayuda de un plano y un libro que hay dentro una mochila, deberás encontrar elementos para descubrir la historia y los secretos del hospital. En la web dicen que la edad recomendada es de 6 a 12 años. Esta actividad hace poco que existe (desde octubre).

También realizan visitas teatralizadas el tercer domingo de mes a las 10:30h. Si os interesa, reservad con antelación que se agotan pronto. Tenéis más información de estas actividades y de otras en la web.

Somos unos afortunados de tener tantos edificios modernistas en Barcelona que se puedan visitar. De todas partes del mundo vienen a conocer nuestro patrimonio y en muchas ocasiones no somos conscientes de las maravillas que tenemos a menos de una hora de casa. Por eso nos hemos propuesto visitar el resto de edificios del modernismo catalán, porque me da un poco de vergüenza no conocer la mayoría de ellos siento catalana… En los próximos meses intentaremos visitar la Casa Vicens, el Palau Güell o la Torre Bellesguard. ¡Barcelona es increíble!


Información del Recinte Modernista de Sant Pau

  • Dirección:  Calle de Sant Antoni Maria Claret 167, Barcelona. Cómo llegar al Recinte Modernista de Sant Pau (Google Maps). La parada más cercana de metro es Sant Pau | Dos de Maig, Línea 5.
  • Web, Facebook y Twitter.
  • Horarios: abren todos los días excepto el 25 de diciembre.
    • De noviembre a marzo: de 9:30 a 17:30. Festivos de 9:30 a 15 h.
    • De abril a octubre: de 9:30 a 19 h. Festivos de 9:30 a 15 h.
    • Puertas abiertas: 23 de abril, 24 de septiembre y el primer domingo de mes. Estos días no hay visitas guiadas.
  • Tarifas 2019: los tickets se pueden comprar en la web.
    • Visita libre: 15€. Si quieres audioguía, 4€.
    • Visita guiada: 20€.
    • Visita familiar (juego de pistas): 15€ adulto y 5€ la mochila.
    • Tarifa reducida: residentes en Barcelona, menores de 29 años, familias numerosas y monoparentales, carnet de las bibliotecas de Barcelona, etc.
    • Entrada gratuita: menores de 12 años, personas en el paro, titulares de la Tarjeta Rosa Gratuita, etc.
    • Visitas guidas gratuitas en las Jornadas Europeas del Patrimonio
  • Servicios: los lavabos están en el Pabellón de la Administración.
  • Actividades:
    • Las visitas guiadas se hacen los viernes, sábados, domingos y festivos. A las 12 se realizan en castellano y a las 12:30 en catalán.
    • Visitas teatralizadas de la mano de Domènech i Montaner y una enfermera. Se realizan el tercer sábado de cada mes a las 10:30 h.
    • Espectáculos familiares.
    • Juego de pistas para niños.
    • Bailar swing el primer domingo de mes a partir de las 12h.
    • Proyectan luz en la fachada días señalados, como el día del SIDA o el Día de las Naciones Unidas.
    • Conciertos.
  • Normativa: no se permite comer ni fumar.

Otras actividades y lugares para visitar en la ciudad de Barcelona con niños

Deja un comentario