Suiza Viajes

Actividades con niños en el Monte Pilatus de Suiza

En la ciudad suiza de Lucerna hay una de las excursiones que más me gustaron: la ascensión al Monte Pilatus. Está en un macizo montañoso de los Prealpes suizos, en la zona de la Suiza central. En el Pilatus puedes hacer rutas de senderismo, obtener vistas de infarto, jugar en un parque infantil precioso, montar en un trineo de verano y subir a varios medios de transporte: un tren cremallera, dos teleféricos, un autobús y un tren. ¡Y todo esto en un solo día!

Vistas del tren cremallera de color rojo pasando por un ladera de césped y abetos, con un lago al fondo

Ascensión al Monte Pilatus con niños

Subir al Monte Pilatus y visitar Lucerna nos ocupó una jornada entera. Llegamos al apartamento a las 10 de la noche, después de pasar un día de plena actividad. Antes de ir recomiendo que miréis el tiempo y la webcam, para aseguraos de que podréis ver las fantásticas vistas.

Para subir a Pilatus Kulm se puede hacer por dos sitios. Por Alpnachstad, que es desde donde sale el tren cremallera, o por Kriens, que es por donde llega el teleférico. Nosotros escogimos subir por Alpnachstad, que es lo que prácticamente todo el mundo hace. Esto quiero decir que hay mucha gente que quiere subir y hay que hacer cola. La bajada se hace a través de dos teleféricos, un bus hasta Lucerna y ahí un tren hasta Alpnachstad. Es un recorrido circular. Si no quieres dejar el coche (o no dispones de coche) puedes llegar a Alpnachstad en barco o en tren.

Si estás alojado en Lucerna y no dispones de coche, puedas contratar esta excursión con Civitatis. El recorrido es el mismo que el que nosotros hicimos pero al revés e incluyendo un paseo en barco.

Exterior de la estación de tren del Pilatus

En un principio quise llegar a Alpnachstad a través de un barco que parte de Lucerna, los llamados circuito Golden round trip y Silver round trip. Pero al ver la hora vi que no nos daba tiempo y fuimos directos a Alpnachstad. La otra opción que barajé fue el ahorrarme tener que coger el bus y el tren. Es decir, coger el cremallera de subida y los dos teleféricos para llegar al parque infantil PILU Land y volver a coger los teleféricos y el cremallera para llegar al aparcamiento donde había dejado el coche. Así de este modo me hubiera ahorrado el tener que llegar a Lucerna.

La señora que vendía las entradas me miró como si estuviera loca y me dijo que si estaba segura de ello. Resulta que hacer lo que yo pretendía era carísimo, por lo que no quedaba más remedio que hacer lo que todo el mundo hace. Subir por un sitio para bajar por otro y llegar al punto de inicio en tren.

Imagen de la web https://www.pilatus.ch/

Compra de entradas al Monte Pilatus

Tras dejar el coche en el parking de pago, debes dirigirte a las taquillas. Al comprar las entradas te dan una cartón con un número. Este número lo ponen al principio de la cola del cremallera, en un cartel grande. Cuando ves tu número, debes ponerte en la cola para subir al tren.

Interior del tren cremallera del Pilatus

Si te toca esperar, como a nosotros, hay una cafetería-restaurante llamada Chalet, justo delante del tren. La camarera muy amable obsequió a mi hijo con una bebida de frutos del bosque, bastante rara. Al lado del restaurante hay lavabos públicos y zona con mesas de picnic.

Tren cremallera de Pilatus

En funcionamiento desde 1889, es el más inclinado del mundo con un 48% de desnivel. Se llega a Pilatus Kulm en 40 minutos, pasando por paredes de roca, bosques y túneles. Había leído por Internet cual era el mejor sitio para sentarse en el cremallera, pero al final con el trajín de coger sitio para los tres, no tuve más remedio que quedarme donde me había tocado. Aunque sinceramente no importa el lugar, porque desde todos los sitios las vistas son buenas y ves como de empinado es el camino.

Dos trenes tremalleras cruzándose en el Pilatus

Hay una parada intermedia en Ämsigen y varia gente baja para hacer senderismo. A medida que nos vamos acercando a la última parada, la pendiente se nota mucho más. Pasamos por varios túneles desde donde se ve un camino excavado en la misma piedra y que luego realizaremos, el Flower Trail.

Tren cremallera desde la ruta de las flores, con el mirador Esel detrás.
Tren cremallera desde la ruta de las flores, con el mirador Esel detrás.

Qué hacer en Pilatus Kulm

¿Dónde comer?

Cuando sales del cremallera y te diriges al mirador panorámico, no das crédito de las vistas tan bonitas que hay. Hay dos restaurantes en dos hoteles (Restaurante Bellevue y Pilatus-Kulm) un puesto de comida rápida llamado Panorama Grill, una terraza con hamacas, varios miradores y una tienda de recuerdos.

vistas desde el cremallera cuando se llega a la estación superior del Pilatus
Hay un radar militar encima de la montaña.

Ruta de senderismo con niños

Lo primero que hicimos nosotros fue hacer un poco de senderismo por el camino que sale del restaurante Pilatus-Kulm, llamado Flower Trail. Es una ruta fácil sin desnivel, pero que pasa por unos acantilados que quitan el hipo. Las vistas del tren cremallera son las mejores y veréis por donde habéis pasado.

Tren cremallera del Pilatus subiendo por un desfiladero de rocas

Hay muchas variedades de flores alpinas y en cada una de ellas se indica su nombre. La excursión finaliza en Tomlishorn, a 2.132 metros de altitud. Nosotros no llegamos hasta el final. Cuando nos cansamos dimos media vuelta y buscamos un sitio donde comer.

Viendo los precios elevados del restaurante, optamos por el puesto de comida rápida que vendían salchichas con patatas fritas, de nombre impronunciable. Le tocó pedir la comida a mi pareja y al pobre no le entendían!. Justo delante del puesto de comida hay mesas de picnic. Comimos la mar de a gusto rodeado de preciosas vistas. Y fue bien comer rápido porque aun quedaba mucho por hacer!.

Excursionista de edad avanzada dando de comer a un cuervo en la ruta de las flores del pilatus
Los cuervos están más que acostumbrados a que les den de comer.

Miradores

Hay tres miradores: Oberhaupt, Esel y Drachenweg. Esel es el más empinado y dicen que el que tiene mejores vistas. Nosotros fuimos al de Oberhaupt que sale del puesto de comida rápida. Las vistas de Lucerna y de los pueblos del alrededor son increíbles, con el lago de los Cuatro Cantones. También se ve el teleférico Dragon Ride. Había tanta gente que hasta me costó hacer fotos.

Vistas del lago de los 7 cantones desde el Pilatus

El otro mirador, Drachenweg, está excavado en la roca y se ven las mismas vistas que en Oberhaupt. Sale de la estación de teleférico y del tren cremallera.

Vistas del mirador del dragón
Mirador del dragón.

Siguiente parada: Fräkmüntegg

Teleférico Dragon Ride

Después de comprar el recuerdo más barato (unas postales :)) nos dirigimos al teleférico Dragon Ride para bajar a la estación Fräkmüntegg, que es donde está lo que más deseaba mi hijo, subir al rodelbhan. Este teleférico es brutal porque está diseñado del tal forma que todo el mundo puede ver las vistas. En menos de cuatro minutos se llega a Fräkmüntegg.

descenso del teleférico Dragon Ride con la montaña detrás
Teleférico Dragon Ride desde Fräkmüntegg,

Trineo de verano

El rodelbahn, o trineo de verano, es un tobogán por el que te deslizas a toda velocidad montado encima de una especie de trineo. Éste en concreto es el más largo de Suiza, aunque no se aprecia porque bajas a toda velocidad. Rectifico: bajas rápido si el de delante tuyo baja rápido también. Si va con el freno puesto, tu también tendrás que frenar para no pegarle un porrazo.

Está a 10 minutos de la estación de teleférico y cada viaje cuesta 8 francos los adultos y 6 los niños. Debes dejar tus pertenencias en la taquilla y nada de cámaras ni móviles. La verdad es que la cola era larguísima, yo creo que casi estuvimos una hora… Pero mereció la pena. Los chicos del rodelbahn te explican el funcionamiento. Cuando te dan la señal ya puedes quitar el freno y dejarte caer. Mi hijo el pobre iba como una tortuga y yo que iba detrás no paraba de gritarle que acelerase porque detrás mio ya me estaban achuchando. Una vez llegas a la meta, tienen un sistema de arrastre que te vuelven a subir al punto de inicio. ¡Es divertidísimo!

rodelbahn, o trineo de verano del Pilatus, con las vistas del lago detrás
Rodelbahn Fräkigaudi.

Otras actividades

En este mismo lugar hay un restaurante self-service y zona de barbacoas, además de todas estas actividades:

  • Dragon Glider: una especie de tirolinas.
  • Wipfelpfad: vas de árbol en árbol para aprender sobre la fauna y la flora. La entrada es gratuita.
  • Pilatus Rope Park: el parque de cuerdas en los árboles más grande de Suiza central. Hay varios niveles e incluso pueden subir niños a partir de 4 años.
  • Tiendas en los árboles: dormir en una tienda de campaña suspendida y agarrada por árboles.

Parque infantil en Krienseregg

Para bajar hasta Kriens debes coger otro teleférico llamado Panorama Gondola. Es más pequeño y para en Krienseregg que no te lo querrás perder si vas con niños. Hay uno de los mejores parques infantiles que he visto en mi vida. Se llama PILU Land (Pilu es la mascota del Pilatus) y simula un castillo medieval.

Parque infantil en Krienseregg con forma de castillo medieval. Detrás se ve la montaña Pilatus

Hay túneles debajo de la tierra, riachuelos y barbacoas. Aquí hicimos un parón largo, disfrutando de un cappucchino en la terraza del Restaurante Krienseregg mientras Marcel jugaba. Y pasando una calor horrible. Yo creo que fue el día que más calor pasamos en Suiza!

Parada en Kriens y bus hacia Lucerna

Para bajar hasta Kriens tienes que coger otra vez el teleférico. Kriens es una población a las afueras de Lucerna y para ir hasta Lucerna y poder coger el tren de vuelta, debes dirigirte a una parada de autobús a 5 minutos del teleférico, justo delante de una farmacia (Google Maps). Se tiene que coger el bus nº 1. Prácticamente todo el mundo que sale del teleférico va hacia ahí o sea que seguimos a la gente y llegamos sin problema :).

El trayecto hasta Lucerna tarda 20 minutos. Si no sabes donde bajar, haz como nosotros y baja donde todo el mundo :). La parada está al lado de la estación de trenes, pudiendo cogerlo para volver a Alpnachstad en 20 minutos. Pero nosotros nos quedamos en Lucerna y hasta cenamos ahí, celebrando el cumpleaños de mi pareja, que vaya día de trasiego le di al pobre en el día de su cumple, je je. Tras ver Lucerna y cenar, tuve que preguntar a un señor de la estación qué tren coger para volver a Alpnachstad, ya que en el billete no ponía nada, ni del tren ni de la dirección ni por supuesto el andén. Llegamos al aparcamiento cuando estaba anocheciendo y totalmente vacío.

Monte Pilatus.

Aquí finaliza nuestra excursión al Monte Pilatus, un lugar donde en tiempos de la Edad Media se creía que habitaba un dragón con poderes. Por eso el logotipo es un dragón. Y además se llama así porque dicen que el emperador romano Poncio Pilato fue enterrado aquí.

Encontrarás más información en la Guía de vacaciones de Suiza con niños. También te puede interesar las guías de vacaciones de Alemania y Dinamarca.


Información del Monte Pilatus

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: