Selva Negra y Baviera con niños: guía resumen de Alemania

Alemania es un destino perfecto para unas vacaciones con niños. Nosotros visitamos las zonas de la Selva Negra y Baviera ya que nuestro objetivo principal era visitar el parque temática de Legoland, situado en Günzburg, en el estado de Baviera. Mi hijo es muy fan de Lego ya que se pasa todo el día montando y desmontando  las miles de piezas que tiene. Y también es seguidor de la saga Star Wars. Ha visto cientos de veces todas las películas. Por lo que pensamos que Legoland sería un estupendo lugar para visitar en las vacaciones de verano, ya que hay figuras que recrean las películas de Star Wars. ¿Porqué decidimos ir a Alemania y no a otras países donde también está este parque temático? Pues porque leí por Internet que es el más asequible de todos y además el más cercano. La primera decisión ya estaba hecha.

vacaciones alemania con niños

Nosotros vivimos en Barcelona y nuestra primera opción fue coger un vuelo e irnos para Legoland. Pero pensamos que estando al lado de Francia e invirtiendo más horas en el coche, llegábamos a Alemania. Y así lo hicimos. ¿Ventajas de viajar en coche? El ahorro de dinero. Es cierto que nos gastamos un dineral en peajes y gasolina. Pero igualmente hubiéramos tenido que alquilar un coche para poder movernos con libertad por el país. Además, en el supuesto que nos fallara algún alojamiento, siempre tendríamos la opción de dormir en el coche. ¡Menos mal que eso no sucedió!

Con Google Maps, y calculando las distancias, diseñé la ruta para pasar dos días en el parque y visitar los lugares más o menos cercanos que por Internet había visto que eran bonitos. Fuera de la ruta quedaron muchos sitios por visitar y que espero, en un futuro, volver a Alemania para poder conocer un poco más este precioso país.

mapa ruta vacaciones Alemania

Itinerario y lugares visitados en Alemania con niños

Día 1: Grenoble (Francia)

Subimos a uno de los teleféricos urbano más antiguos del mundo y a lo lejos vimos el Mont Blanc. Paseamos por sus numerosos y bonitos parques.

grenoble

Día 2: Titisse (Selva Negra, estado de Baden-Wurtemberg de Alemania).

Aquí hicimos noche dos días y subimos a una barca en el enorme lago Titisee, montamos en la noria y descubrimos un pequeño lago en medio de un bosque mágico.

Día 3: Steinwasen Park

Un precioso parque en medio del bosque con toboganes de trineos (llamados Rodelbahn) y animales en semi libertad.

steinwasen park

Día 4: Triberg

Visitamos las cascadas de Triberg y dimos de comer a las ardillas. Probamos la auténtica tarta Selva Negra y fuimos a las casas dónde tienen los dos relojes de cuco más grandes del mundo. Después de Triberg pasamos seis días en un apartamento en Illertisser, Baviera.

cascadas de Triberg

Día 5: Castillo de Neuschwanstein y Tegelbergbahn (estado de Baviera)

Realizamos la visita guiada a este espectacular castillo conocido como el castillo del rey loco y después fuimos al tobogán de trineos en Tegelbergbahn.

castillo neuschwanstein
rodelbahn en tegelbergbahn

Día 6 y 10: Legoland

figuras de star wars en legoland Alemania

Día 7: Mittenwald y Oberammergau

Nos desplazamos hasta Mittenwald para subir a un teleférico y tocar Austria.

mittenwald

Por la tarde fuimos a Oberammergau, el pueblo de las casas pintadas con personajes de cuentos.

oberammergau

Día 8: Blaubeuren y Ulm

En Ulm subimos a la iglesia más alta del mundo y paseamos por su barrio de pescadores donde está la casa más torcida del mundo.

Ulm desde la iglesia

En Blaubeuren visitamos el lago con el color azul más precioso que he visto en mi vida.

blaubeuren

Día 9: Munich

Paseamos por Munich y fuimos a visitar el jardín inglés y sus surfistas.

surfistas en munich

Día 11: GengenbachFriburgo de Brisgonia

Gengenbach es un pintoresco pueblo de la Selva Negra donde hay un parque infantil con animales y un bonito jardín de flores.

gengenbach

Hicimos noche en Friburgo de Brisgonia y recorrimos sus calles con canales.

friburgo de brisgovia

Día 12: Lyon (Francia)

En Lyon subimos a la Colina Fourvière con el funicular más viejo del mundo. Conocimos que son los traboules y los bouchon.

lyon

Idioma en Alemania

No tuve problemas para comunicarme con los alemanes. Todo el mundo con quien hablé, hablaba inglés. En Francia si que tuve más dificultades porque hubo dos personas que no sabían inglés y como yo no sé francés, pues nos costó un poco comunicarnos. La mayoría de las cartas de los restaurantes estaban en inglés y alguna en italiano. Y en dos ocasiones dos camareros sabían castellano.

Lo que si me vino bien fue descargarme en el móvil la App del Traductor de Google, ya que se puede consultar offline (Google Play y App Store).

Puede ser útil aprenderos algunas palabras básicas:

  • Si = Ja («ya»)
  • No = Nein («nain»)
  • Hola = Hallo («jalo»)
  • Gracias = Danke
  • De nada = Bitte schon («bite shun»)
  • Por favor = Bitte
  • Cerveza = Bier 🙂

Más vocabulario.

Comer en Alemania

Comimos muy bien en todos los sitios. Mi hijo, como le gustan mucho las salchichas de Frankfurt, probó muchos variedades. Además suelen haber mercadillos y puestos de comida ambulantes que es una buena opción para una comida rápida.

A tener en cuenta:

  • En muchos restaurantes cuando pides agua, te traen agua con gas o a veces te traen agua mineral con medio limón dentro.
  • Los alemanes tienen por costumbre comer y cenar mucho más pronto que nosotros. Más o menos a las 12h para comer y a las 19-20h para cenar.
  • Las propinas están incluidas en la cuenta por lo que no dimos ni una. Tampoco vimos que nadie se molestara.

Alojamiento en Alemania

Todos los sitios en los que estuvimos estaban muy limpios y el personal muy amable. Yo realicé las reservas en Booking, con posibilidad de cancelación. En ocasiones puede que pagues un poco más pero vale la pena. Imagínate que por circunstancias no llegas al destino y tienes que modificar toda la ruta. Si tienes una reserva cerrada, pierdes el dinero.

En algunos de los alojamientos, sobre todo los urbanos, pedimos plaza de parking cubierto, ya que llevábamos el coche a reventar de maletas y no nos arriesgamos a que nos abrieran el coche.

Circular por Alemania

Las carreteras son muy buenas y exceptuando alguna retención por obras, circulamos sin problemas. Tened en cuenta que hay tramos de autopista donde no existe límite de velocidad y aunque tu vayas a 120 por hora, los coches te pasan como si estuviéramos en la Fórmula 1.

A tener en cuenta:

  • Tienen una buena red de transporte público, aunque no os puedo hablar al respecto porque no la utilizamos.
  • Es importante ir con navegador en el coche. A nosotros nos fue de maravilla ya que llegamos a los sitios a la primera.
  • Para saber los sitios que quería visitar, me fue muy útil la app Maps.me. El día anterior marcaba como favorito los lugares que me interesaban, y de esta manera podía ir siguiendo el mapa sin necesidad de consumir datos. No nos perdimos ni un día.
  • En algunas de las webs que consulté sobre viajar en Alemania, decían que en algunas ciudades es obligatorio circular con una pegatina medioambiental. Pedí la pegatina por email a TÜV pero no llegó a tiempo y nos fuimos sin ella. Y tampoco nos hizo falta porque ni nadie nos multó por no llevarla y tan solo vimos la señal sobre la obligatoriedad de poseer la pegatina en Munich. Más información.
  • En el centro de las ciudades, hay zona azul en todas sus calles.
  • En Francia gastamos bastante dinero en peajes, aunque las áreas de servicio están muy bien.

Consejos para viajar a Alemania con niños

  • Prácticamente todos los lavabos públicos en Alemania son de pago. Algunos tienen precio fijo (más o menos un euro) y otros es la voluntad. La verdad que se paga a gusto porque están limpísimos.
  • Antes de ir, solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea. La podéis pedir aquí.
  • Revisad que vuestro seguro de coche cubra accidentes en el extranjero.
  • Aceptan las principales tarjetas de crédito en todos los sitios.
  • Llevaros ropa de abrigo, paraguas y chubasquero. Hubo dos días en la Selva Negra que estábamos a 6 grados por la mañana, y era agosto!
  • Las tiendas cierran muy pronto, a las 18h o 20h.
  • Son muy amables y respetuosos con las propiedades ajenas. Las bicis las dejan sin atar y nadie se las lleva. No se ve delincuencia y las colas de espera se respetan meticulosamente. Pobre de ti que te intentes colar!
  • Tened cuidado con el tono de voz, los españoles tenemos tendencia a elevarlo un pelín.
  • No hay persianas en los alojamientos, supongo que por las pocas horas de luz que hay.
  • Las almohadas y nórdicos son de lo más cómodo. Las almohadas son cuadradas y las colocan de una manera muy original. Dormí de fábula todos los días.

Alemania engancha y aun no se muy bien porque. Serán sus paisajes, la amabilidad de la gente, la tranquilidad, no lo se, pero yo ya quiero volver…

Blogs y webs de interés de la Selva Negra y Baviera

Blogs y webs de interés de Grenoble y Lyon

6 comentarios

  1. Muchas gracias por enlazarnos.
    Un post muy completo sobre la Selva Negra y Baviera, dos destinos a los que también viajamos nosotros pero en diferentes años.
    Saludos

  2. Hola!
    Venimos de pasar 5 dias en familia por la Selva Negra y hemos seguido paso a pso tus indicaciones, ha sido genial!!!
    Muchisimas gracias por contarlo tan bien!
    Un abrazo,Sara

  3. Os hicisteis una ruta muy maja!! Y muy bien explicadito todo. Nosotros hace un par de años hicimos algo parecido, aunque nosotros bajábamos desde donde vivimos, en Bremen, al norte de Alemania hacia España, y aprovechamos para hacer turismo. 🙂

    Te comento un par de cosillas:
    – El tema propinas… Yo tampoco tenía nada claro al principio e iba como tú… Pero es que la gente no te va a decir nada. Igual lo que se quedan es rallados, pensando en que no habéis comido a gusto xD. Realmente es que la propina la tienes que dar tú aparte, o si pagas con tarjeta, decirles que te cobren un poquito más. Yo también andaba esperando el platito o algo, a ver dónde dejarla…
    – Lo del inglés… En las zonas turísticas no hay ningún problema. En el día a día si que te encuentras mucha gente que no habla demasiado inglés o casi nada.
    – Lo de las persianas es terrible. Pero lo de que hay pocas horas de luz… Eso es sólo en invierno. Que en verano al menos aquí al norte a las 4 amanece… Yo no lo entiendo xDD

    1. Muchas gracias Taisa por tus comentarios! Alemania me encantó y tengo pensado volver algún día. Y Bremen está en mi listado de sitios que quiero visitar :). Lo de las persianas es un poco rollo. El Dinamarca no pudo dormir durante 3 días porque amanecía muy temprano… Será cuestión de dormir con un antifaz, je je. Lo que si me gustó son las almohadas y los nórdicos. Es un gustazo total. Gracias otra vez por tu comentario! Un abrazo desde Barcelona!

Deja un comentario